¿Qué son?

Inteligencia emocional para familiasLos talleres de educación emocional para familias son encuentros que realizamos con entornos familiares donde se llevan a cabo diferentes tipos de dinámicas enfocadas al conocimiento y desarrollo de la inteligencia emocional por parte de cada uno de los miembros. Ofrecemos talleres prácticos, amenos y participativos, en los cuales se adquieren recursos para estimular las competencias emocionales de los hijos desde el entorno familiar.

¿A quién van dirigidos?

Nuestros encuentros de Inteligencia emocional para familias están dirigidos a padres e hijos de 4 a 12 años de edad. Máximo 6 familias.

Las familias asistentes aprenderán a:

  • Identificar y comprender los componentes de la Inteligencia Emocional.
  • Resolver conflictos: una oportunidad para la convivencia.
  • Trabajar la autoestima en sus hijos.
  • Detectar problemas emocionales en tus hijos.

¿Por qué trabajarlo en familia?

La familia es donde se inician las primeras relaciones y vínculos afectivos, somos modelos para nuestros hijos. Al igual que imitan parte de nuestros gestos y palabras, así lo hacen con la expresión de sus emociones. Si en nuestro hogar no se habla con naturalidad de las mismas ni se expresan de la forma adecuada, tampoco lo harán ellos. Sin embargo, si somos capaces de hablar de emociones, de ponerles nombre, saber su origen o canalizarlas saludablemente, estaremos dando la mejor de las herencias a nuestros hijos, una educación emcoional. Realizar este trabajo de una forma conjunta es muy favorable porque todos los miembros van de la mano en la misma dirección y se fortalecen los vínculos.

¿Cuáles son sus objetivos?

  • Sensibilizar sobre la importancia y beneficios de educar las emociones de los hijos.
  • Tomar conciencia de nuestras emociones al educar a los hijos y aprender a interpretarlas, comprenderlas y manejarlas. Conocer su origen.
  • Aprender técnicas para potenciar la autoestima y automotivarse para conseguir un resultado.
  • Empatizar con los hijos y conseguir que ellos también lo hagan con su entorno.
  • Diseñar nuestro propio proyecto educativo familiar para crear una familia afectuosa.
  • Creación de un pensamiento positivo.
  • Potenciar su responsabilidad y la toma de decisiones.