Educación emocional para padresNo entendemos la educación a los niños en el ámbito emocional si no se realizan coloquios con los padres al respecto, para informar acerca de lo que se trabaja con sus hijos en clase con el objeto de que traten de acompañarles emocionalmente en el hogar. La familia es el mayor ejemplo y desde ésta se transmite la mejor enseñanza en este ámbito siempre y cuando sepamos cómo llevarlo a cabo.

La Inteligencia Emocional comienza por uno mismo, por tanto, en una familia comienza por padre y madre, lo mismo que en un aula comienza por el profesor.

Para desarrollar estas habilidades en nuestros hijos es fundamental una buena comunicación y relación para el desarrollo del niño. En los hogares se debe saber qué técnicas de educación emocional emplea la escuela con sus hijos y así, poder ir todos en la misma dirección.

Por este motivo:

  • Se realizarán reuniones con carácter mensual con una duración de 60 min.
  • Quincenalmente se enviará una circular con las actividades realizadas en los talleres con sus hijos.
  • Se aprenderá cómo conectar, cómo fomentar la expresión de las emociones, enseñarles a ser asertivos, a construir un pensamiento positivo o a ponerse en el lugar de los demás, todo ello desde la serenidad y aprovechando las ocasiones cotidianas que se nos presentan cada día.

Ser inteligentes emocionalmente es la clave para sentirnos plenamente desarrollados en todas las facetas de nuestra vida. Ayudar a nuestros hijos a desarrollar estas habilidades es, con creces, el mejor regalo y la mayor de las herencias que podemos transmitirles.