Carta al profesor vocacional

Carta al profesor vocacional

                 Gracias a ti profesor vocacional. Es lo que necesitamos decir muchos padres en estos últimos de clase.  Gracias por haber elegido esta profesión, la más importante. 

                Gracias por hacer de tu trabajo mucho más que llegar, trabajar y marcharte. Gracias por tu entrega sin límite durante este curso, por tu entusiasmo, acompañamiento y saber estar.  Gracias aún más fuerte por saber SER y encontrar el punto de equilibrio entre la generosidad y la paciencia. Gracias por las horas fuera del horario lectivo que dedicas a corregir exámenes, preparar las clases y atender a las familias. Gracias por llevar de la mejor forma posible tu cansancio y llevar con entereza a los padres que te increpan.  Gracias por saber que nuestros hijos son el futuro y ser tan consciente del papel tan relevante y único que tienen en nuestra sociedad.  

                Los padres queremos agradecerte tu continua formación, el conocer la importancia y ejemplo que tienen tus palabras y tus gestos.  Gracias por tratar de resolver los conflictos siempre desde la calma. Gracias a ti, profesor vocacional, que tratas de gestionar tus emociones para SER cada día más tú y estar mejor con tus alumnos en estos tiempos complejos. A esto no nos han enseñado y sin embargo ahora nos damos cuenta del valor y peso que tiene en nuestras vidas.

                 Gracias por conocer el temperamento de cada uno de tus alumnos, por respetar su desarrollo, por no enjuiciarlos y mostrar comprensión.  Gracias por tu preocupación en nuestros chavales y las sonrisas que les dedicas.

                En todas las profesiones hay personas a las que no les gusta su trabajo, y siendo la labor más importante para una sociedad, solamente deberían tener cabida aquellos que la lleven en el alma.   Cuando no estamos en nuestra vocación, cuando no ejercemos aquello que nos gusta, no somos felices, no estamos satisfechos, no estamos en equilibrio y no podemos transmitir a los demás. Así que gracias por estar en el lugar adecuado, por no dañarte a ti mismo ni dañar a los chavales.

                 La mayoría de los padres estamos en el mismo barco que vosotros, os apoyamos en vuestra labor, sabemos de vuestra relevancia.  Nos consta que sois los primeros que no estáis de acuerdo con tantos cambios de leyes y que sois los segundos perjudicados, porque seguramente os gustaría impartir clase de otro modo.  Estoy convencida de que podrá ser así.

               Gracias profesor vocacional por hacer que haya nombres que nunca olvidemos por lo estupendamente que habéis llevado a cabo vuestro trabajo: querer y motivar a nuestros hijos.

 

 

 

 

Sobre la autora

facebook-profile-picture Rosario Cassini
Licenciada en Economía por la UAM. Postgrado en gestión y dirección de Escuelas infantiles por la Universidad de Alfonso X El Sabio. Máster en Coaching e Inteligencia Emocional por la Universidad de Alcalá de Henares. "Recordad que la educación depende de la formación del corazón". Juan Bosco

Comentarios

  1. Beatriz - mayo 30, 2016 a las 23:13

    Gracias por dar las gracias. Los profesores son siempre generosos y dignos de nuestro agradecimiento.

    Responder

Déjanos tu comentario